Paciencia en la Crianza

Como en cada comienzo de año, nos proponemos metas y objetivos que nos ayudan a acercarnos a nuestros propósitos. Uno de los propósitos más importantes dentro de la m/paternidad, es desarrollar y fomentar la paciencia en la crianza hacia los peques de la casa. Puede parecer todo un reto, como lo describe el autor Luther Lakota “tal vez la tarea más difícil de ser padres no es controlar el comportamiento de los hijos, sino el propio”. Sin embargo, sabemos que existen herramientas que pueden ser muy útiles para lograr dominar tan compleja y exigente virtud dentro de la dinámica familiar.
Si aún no sabes como comenzar, aquí describo unos pasos que te ayudarán:
• Ten presente siempre que tus peques se comportan como lo que son: Niños. Sé que puede sonar muy obvio, pero es la realidad. Esperar una conducta de niño mayor ó de un adulto, puede llevarte a la frustración y por ende a perder la paciencia. Los niños juegan, exploran y se divierten. Necesitan tu atención positiva y amorosa. No dominan nociones de tiempo y espacio, por lo que apurarlos puede desencadenar una lucha de poder. Por esta razón se recomienda compartir calidad de tiempo en donde tu peque se sienta atendido y amado, acompañado de rutinas que le permitan desarrollarse y acoplarse al horario familiar.
• Respétalos siempre y demuestra tu amor incondicional, aún en esos momentos en donde te sientes agotada, en donde sientes que te está retando. Los peques muchas veces demuestran sus necesidades de las maneras menos adecuadas, por lo que el hecho de demostrar respeto y amor incondicional sin importar su comportamiento y/o rendimiento escolar le permitirá desarrollar un apego seguro. No confundamos amor y respeto con permisividad pues son conceptos muy distintos.
• Aprende a ser más flexible adecuando las exigencias a su edad. Resulta increíble el resultado cuando adaptamos las exigencias según las edades y etapas de desarrollo. Al identificar los procesos que están viviendo el “mal comportamiento” desaparece para convertirse en una necesidad psicoemocional de tu peque.
• Dedícate tiempo para canalizar e identificar tus emociones. Recuerda que tu peque te necesita con buen humor, con paciencia y amor. Buscar soporte en grupos de apoyo y profesionales permitirán que puedas tener un abanico de herramientas para criar.
Lo más beneficioso de fomentar la paciencia, es que al lograrlo le enseñas a tus peques a desarrollarla también, lo que conlleva a una mejor relación entre todos los miembros de la familia. Recuerda que padres felices crian hijos felices.

Lorena Jimenez
@Famikids

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.