Los PERROS  de TERAPIA  son positivos para los niños AUTISTAS por varias razones. 

En primer lugar, los perros tienen una naturaleza calmante y reconfortante que puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés en los niños autistas. Su presencia tranquila y predecible puede proporcionar un ambiente seguro y predecible para estos niños, lo que les permite sentirse más relajados y cómodos en situaciones sociales. Además, los perros de terapia pueden ayudar a fomentar la comunicación y las habilidades sociales en los niños autistas. Interactuar con un perro puede ser menos intimidante que interactuar con otras personas, lo que puede alentar a los niños autistas a practicar habilidades sociales como el contacto visual, el lenguaje corporal y la comunicación verbal.

Los perros de terapia también pueden servir como un puente para establecer conexiones emocionales con otras personas. Al relacionarse con un perro, los niños autistas pueden experimentar una sensación de conexión y empatía que luego pueden transferir a las interacciones con otras personas.

En resumen, los perros de terapia pueden ser positivos para los niños autistas al proporcionarles apoyo emocional, reducir la ansiedad, fomentar las habilidades sociales y facilitar la conexión emocional con los demás.

Por: Alexandra Ramos @aleramostherapydogs

www.aleramostherapydogs.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.