Christopher Luquez

Se prepara para una gira por Washington y Nueva York
Christopher Luquez: su pasión por la música lo ha motivado a conocer el mundo
Por Maryorie González
Christopher Luquez Currea, tiene 11 años y desde muy pequeño mostró una gran pasión por el deporte, la música y los idiomas, desde ya se perfila como un joven talento, de esos que se disputan prestigiosas universidades, gracias a su constancia y preparación.
El joven toca desde los 4 años piano, teclado y violín, desde los 3 años comenzó a practicar futbol y un año más tarde golf, motivado por su papá quien es un apasionado al “deporte de los negocios”. Aunque lo practicó por 6 años ahora invierte su tiempo en la música y la natación, pasiones que le han enseñado disciplina, puntualidad y persistencia.
La música abre las puertas al conocimiento universal
Inspirado en su pasión por la música, Christopher forma parte de Siman Orchestra Academy, ubicada en el Morgan Levy Park, de Doral, donde jóvenes talentosos se preparan para iniciar una gira por Nueva York y Washington el próximo 17 de julio, una gran oportunidad para mostrar lo aprendido y nutrirse con la experiencia de otros jóvenes. A Christopher los retos le apasionan y la posibilidad de conocer el mundo a través de la música surge como un sueño apetecible, como una golosina imposible de despreciar.
Igualmente, desde hace unos años forma parte de una banda garage donde toca el teclado y 2 veces al año realiza recitales, todas estas experiencias en público le han librado de sentir miedo escénico y aunque es tímido por naturaleza, los retos le apasionan.
En su tiempo libre arma ciudades de lego, juega con su hermano Jean Paul, de 2 años y disfruta de los ricos brunch que ofrecen los hoteles de Miami Beach, recorrido que se ha convertido en un ritual dominical para todos, lleno de disfrute y compartir.
Hace 19 años su familia decidió dejar Venezuela y formar un nuevo hogar en EE.UU, Mónika, su mamá, es empresaria y alterna el llevarlo a sus múltiples actividades con impulsar la tienda de golf que gerencia, allí organizan torneos invitacionales, clases personalizadas para padres y ofrecen los servicios de simuladores para quienes deseen tener un contacto más directo con el deporte.
Los deportes y la música son muy apreciados cuando se viaja y este jovencito ha sido estimulado por su padres, quienes han premiado su esfuerzo al llevarlo en vacaciones a conocer varias ciudades de Europa, EE.UU y Latinoamérica, sin embargo, su hambre de ver, escuchar, mirar y disfrutar lo que tiene el mundo para él es inagotable, por eso le deseamos buen viaje en su próxima gira… Christopher no pares de soñar, de estudiar, de sentir, de vivir, de reír, que la música te eleve tan alto como quieras y más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.